Page 78 - REVISTA ETIQUETA II -2017
P. 78

76
soluciones
Cómo seleccionar
un buen sofá
Puede ser un dolor de cabeza la selección de un sofá para nuestro salón central. El principal obstáculo es que hay mucha variedad, existen de dos, tres, cuatro o cinco plazas, una rinconera, sillón, butaca, chaise longue. Tanta diversidad puede embaucarnos si no sabemos lo que requerimos. Un sofá es uno de los muebles con más presencia en el hogar, su elección debe de ir más allá de la simple importancia decorativa. A continuación, algunos consejos para la elección  nal.
El tamaño
Asegúrese de medir exactamente el espacio donde irá el nuevo sofá ya que la perspectiva en la tienda cambia mucho y suelen parecernos más pequeños de lo que en realidad son. Algo que siempre funciona, es hacer pruebas con plantillas de cartón in situ o esbozar la forma del sofá en el suelo de la sala con cinta adhesiva.
La moda
Muchas veces nos dejamos arrastrar por la moda del momento sin pararnos a pensar en nada más. Tenga cuidado con esto, porque tal vez se lleve el modelo de sofá más actual de la tienda, para descubrir, cuando llegue a casa, que debe cambiar otros muebles o las cortinas porque no combinan.
La altura
Puede que el sofá más cómodo del mundo acabe siendo el que le de tortícolis. Lo recomendado es que la altura del respaldo sea de80a90cmylaprofundidadde65y75cm.
Escribe CÉSAR AUGUSTO BRANDT Fotografía GETTY IMAGES
El precio
Debe tomar en cuenta que la compra que va a realizar es a largo plazo, por eso se debe evitar bajar la calidad por un precio menor. Al  nal lo barato sale caro, y no sólo a nivel económico, sino también de salud y confort.
El uso
Debemos basar la selección en las costumbres de nuestra familia, así como también en la cantidad de integrantes que van a disfrutar de él. Aspectos importantes: si el área se usa para dormir, comer,  estas o trabajo, todo in uye a la hora de tomar decisiones.
El estilo
Para los livings pequeños, es mejor los sofás en forma de L, darán más amplitud en la habitación. Para las habitaciones más grandes, apueste por colocarlos en forma de U. Para las esquinas, los sofás en forma de ángulo.
Tejidos y telas
Debemos valorar su resistencia, la capacidad de transpiración y que sea lavable, de color sufrido o incluso mejor si es desenfundable.
Una mala elección puede concluir en que su gato saque todos los hilos, que no se pueda limpiar con facilidad, que se llene de polvo con solo abrir una ventana o que su mantenimiento sea todo un in erno. Alerta, si en casa viven niños, las telas aterciopeladas o aquellas de base de algodón tendrán que evitarse, debido a lo complejo de su mantenimiento y su predisposición a las manchas.
El color
Un tono con el que no te equivocarás nunca es el beige, un color crudo es acierto seguro, puesto que lo puedes combinar con cualquier otro y además es muy vistoso.
Los detalles
No olvides preguntar si el relleno es indeformable y la forma en que puede lavarse. En muchas ocasiones, las fundas sólo se pueden lavar en la tintorería, esto supondrá un gasto añadido. Si el sofá que compra es de piel, entérese de qué productos necesitas para lavarlo.
www.revistaetiqueta.com


































































































   76   77   78   79   80