Page 65 - REVISTA ETIQUETA II -2017
P. 65

el mandil
63
“¿Lo mejor que
me ha pasado? Recibir un correo alaunadelatarde diciendo que estaba seleccionado entre los mejores cocineros jóvenes del mundo...”
-¿Cuál es la propuesta gastronómica de Bosque Bistró?
-Cocina venezolana bajo la cúpula de una tendencia internacional que es la alta cocina pero con sabores locales. En el Bosque hacemos una cocina venezolana estética, pero sin perder de vista los sabores de los platos tradicionales, como las carabinas trujillanas, el pastel de chucho, la polvorosa de pollo, el asado negro, los pastelitos andinos. El restaurante es un espacio que congrega todos los sabores venezolanos: comida del estado Bolívar, de Caracas, del
estado Sucre.
-¿Qué puede esperar un comensal cuando va a tu restaurante?
-La gente tiene que ir muy abierta y dispuesta a dejarse impresionar. Quiero que vayan a probar, a conocer a Venezuela en distintos platos y a entender que somos mucho más de lo que está a la vista. Tenemos muchas cosas por ofrecer, porque nuestro país es tan bello y tan amplio que a veces siento que nunca vamos a conocer
todo de él.
El Bosque y la ciudad
-¿Cuál ha sido el impacto de Bosque Bistró en la ciudad?
-El impacto de El Bosque ha generado un sentido de pertenencia en la ciudad, gastronómicamente hablando. Mérida fue una gran referencia de gastronomía, innovación y vanguardia, cuando se hicieron las rutas gastronómicas en los años noventa. Después, se sumió en una especie de miedo. El comensal merideño es difícil, porque es muy instruido, sabe lo que le estás planteando; es inteligente y exigente. Después de dos años abiertos, sabemos que si lo logramos en Mérida, podemos triunfar
en cualquier otra parte de Venezuela.
Hemos logrado que en cuanto ocurre un error el cliente nos lo diga y podamos corregir de una vez. Porque, aunque hay una situación
difícil, eso no justifica que tengas fallas. Independientemente de la situación del país hay que hacer las cosas bien; hay que tener esa visión, es un reto.
Compromiso con la gente
Me siento muy comprometido con mi restaurante, no sólo con los clientes, sino con mis chamos, tanto con lo que aprenden, como con el hecho de que de allí dependen los ingresos que llevan a su casa.
En un emprendimiento, indiferentemente de los recursos que tengas para montar un negocio, lo importante son las ganas de hacer las cosas bien y de presentar una propuesta respetuosa.
Eldestinonoestáenunamaleta
-¿Por no irte, has tenido oportunidades que de otra manera no hubieras tenido?
- Irse es una opción y es importante a título personal y profesional. Quedarse es otra opción, por las razones que sean, incluyendo por amor a este país. Hoy día, todos los venezolanos dentro y fuera del país estamos orgullosos de ser venezolanos; nos ponemos la franela de la vinotinto y la gorra de la bandera, ya no somos vistos como el país de las misses y del petróleo, sino como un país que tiene una severa crisis, pero tiene un talento humano increíble, de gente que llega a otros países a construir y a enseñar.
Lo que sí es cierto, es que tanto afuera como adentro hay una sola regla: hay que ser profesional en el trabajo, tener constancia y ser respetuoso.
Talento en la escena mundial
“Después del reconocimiento a María Fernanda di Giacobbe con el premio Basque Culinary World Prize, del reconocimiento a Carlos García, incluyendo a Alto como único restaurante venezolano en la lista de los mejores
restaurantes del mundo, ya en cuatro ediciones; mi participación en el San Pellegrino Young Chef 2018 es un hecho icónico para la cocina venezolana actual.
Si en Perú se dan las cosas como me lo planteo puedo llegar a estar entre los 21 mejores chefs jóvenes del mundo y eso es un reconocimiento para Venezuela. Son aportes para abrir aún más las puertas a nuestra gastronomía. Esto ayudará a todos los cocineros brillantes que han estado divulgando nuestros sabores, enseñando los misterios, llevando la sazón criolla más allá de nuestras fronteras.
Yo estoy seguro que, en el 2019, cuando San Pellegrino vuelva a hacer la edición del premio, van a ser montones de jóvenes chefs venezolanos quienes se postularán. Con lo mediáticos que somos,selesvanacolapsarlasaplicaciones”.
Puntos cardinales
Norte: tener un restaurante propio es un hito para un cocinero, porque es la posibilidad de dejar la propia impronta, Bosque Bistró ha sido la oportunidad que ha abierto las puertas.
Sur: el asado negro, que es con el que vamos al concurso: tiene cacao en su salsa y papelón quemado, es amargo, dulce y salado, creo que no hubiese podido concursar con un plato mejor que ese.
Este: mis referentes de cocina son, en primer lugar, Sumito y Héctor Romero. Luego, René Redzepi (Dinamarca), Juan Manuel Barrientos (Colombia) y Virgilio Martínez (Perú). Por supuesto, me siento más apegado a los cocineros latinoamericanos que tienen una realidad cercana a la nuestra.
Oeste: cuando recibí el correo de San Pellegrino estuve en shock como una hora...lloré, porque la trascendencia de esto no se ve ahora, se verá después.
@etiquetarevista


































































































   63   64   65   66   67